Come

Cuando Italia y Perú se fusionan nace el mejor buffet 🇮🇹 🇵🇪

23.03.2017

Uno a veces descubre cosas tan buenas que merecen la pena ser compartidas para que otros puedan disfrutarlas también. Es casi un acto de responsabilidad social con el mundo. Por ejemplo, hace poco me enteré de una promo buenaza en La Piccolina de Simón Salguero. Un buffet ítalo peruano donde se juntaban las preciadas 3B: bueno, bonito y barato. No solo ofrece los platillos más ricos de estas cocinas, sino que además incluye un vaso de chicha morada, una copa de vino tinto y un postre, complementos perfectos para cerrar con broche de oro cualquier almuerzo.

¡Ah!, y lo mejor es que reservando a través de Atrápalo obtienes un descuento especial para que tu bolsillo esté tan feliz como tu estómago. Era una oportunidad única, el restaurante me quedaba muy cerca y me encantan los buffets porque puedes elegir lo que más te guste, comer todo lo que quieras y no gastar mucho. Hice la reserva al toque desde mi smartphone, llamé a una amiga para que me acompañe, y antes de que me derrita con el fuerte calor que hace ya estábamos llegando al restaurante.

Buffet La Piccolina

¡Tenedores a la obra!

Fue una experiencia muy agradable desde el principio, era la primera vez que visitaba La Piccolina pero había escuchado buenas referencias. Nos recibieron con una sonrisa, presentamos nuestra reserva y un mozo nos condujo hasta la zona más fresca del restaurante, ¡gracias al cielo! La mesa buffet se veía por demás sabrosa, llena de platillos compitiendo entre ellos por captar nuestra atención. Desde tradicionales pastas italianas hasta criollas fusiones peruanas. Solo de ver todas esas delicias a mi merced ya me estaba imaginando lo mucho que disfrutaría esa visita. ¡Qué buena elección hice!

En cuanto me percaté, mi amiga iba ya por su segundo plato de Lasagna boloñesa, así descubrí que poseía complejo de Garfield. Claramente fue lo que más le gustó de la gran variedad de opciones que teníamos esa tarde. Yo, algo más prudente, empecé probando la apetitosa Causa de verduras que resaltaba al inicio de la mesa, la acompañé con huevos cocidos y una cremosa Salsa huancaína que me resultó perfecta. Justamente estos platillos eran los más solicitados en la mesa, y para placer de todos los comensales, rápidamente eran repuestos y había más para disfrutar, parecía que nunca se acabaría la comida. ¡Qué maravilla!

Luego de la causita, se me antojó una pasta. Los Spaghettis estaban al dente, pero no me decidía con qué salsa acompañarlos. Amablemente una de las chefs me ayudó a elegir explicándome qué contenía cada una de las salsas que humeaban sabrosas en la mesa esperando bañar mi plato. Me decidí por la salsa a lo Alfredo, que contiene crema de leche, mantequilla, pimienta blanca, jamón y ajo. Realmente estaba disfrutando mucho de esa tarde, no solo por la rica comida si no también por la buena atención del mozo que siempre estuvo muy pendiente de lo que necesitábamos y nos recomendaba también qué platillos probar, aunque mi amiga no dejaba la Lasagna por nada del mundo.

1200x900

1200x900 (2)

Experiencia perfecta

La promoción incluye un vaso de la peruanísima chicha morada y una copa de vino tinto, el maridaje perfecto para un almuerzo espectacular. Luego de casi saciarnos con tantas delicias, el mozo preguntó si deseábamos probar el postre del día, ¡claro que sí!, respondimos al unísono. Con eso terminé uno de los mejores buffets que he probado, por la variedad y sabor de sus platillos, la rápida reposición de los mismos, detalle importante, y la buena atención de todo el personal del restaurante. Muy recomendado.

Con la misma sonrisa que nos recibieron al llegar, nos despidieron invitándonos a regresar pronto, y por supuesto que lo haré. Así que ahora ya lo sabes, no dejes pasar esta promoción porque va solo hasta fines de marzo en los dos restaurantes de La Piccolina. Tenía que compartir esta buena experiencia para que tú también puedas disfrutarla y compruebes por ti mismo lo bien que la pasarás. He cumplido con mi acto de responsabilidad social con el mundo.

Antony Castillo

Soy un geminiano, eterno veinteañero, que habla más rápido de lo que escribe. Amo disfrutar los placeres que me da la vida.

Antony Castillo

Soy un geminiano, eterno veinteañero, que habla más rápido de lo que escribe. Amo disfrutar los placeres que me da la vida.

Soy un geminiano, eterno veinteañero, que habla más rápido de lo que escribe. Amo disfrutar los placeres que me da la vida.

Comentarios


En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte información relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.